Blog de ClasicosBecquer

Influencias posteriores

Gustavo Adolfo Bécquer es uno de los poetas con influencia permanente más leídos de habla hispana.
 Antonio Machado y  Juan Ramón Jiménez son poetas que  tienen mucha melancolía en su poesía, con un toque de ingenuidad y sencillez, poesía sin complicaciones escrita para ser comprendida.

En la poética de Machado podemos encontrar elementos métricos de rima clásica. Algunos recursos poéticos encontrados en su poesía son: la anáfora, la antítesis y la adjetivación usando una estética modernista, pero intimista, influenciada por la poesía de Bécquer y arrastra consigo el estilo y la temática del romántico.

Jiménez publica su libro Rimas en el cual se capta la influencia de Bécquer desde el nombre del libro hasta la utilización de recursos como el pie quebrado, exagerada adjetivación, uso constante de infinitivos. Sin embargo, una característica muy propia que contiene su obra es su sentimiento de desnudez y pureza, como se percibe en Arias tristes. Otras similitudes son el uso la forma métrica denominada romance en temas como el sueño, la vida y la muerte, sobre todo la muerte, tema recurrente en Juan Ramón Jiménez.

En algunos poemas, Jiménez usa visiones similares a las de Bécquer. Por ejemplo, en la “Rima IV” Gustavo A. Bécquer dice: “mientras el aire en su regazo lleve / perfumes y armonías; / mientras haya en el mundo primavera, / !habrá poesía!”. Por su parte, Juan Ramón Jiménez el poema “Yo me moriré, y la noche” dice, ”Pero habrá estrellas y flores / y suspiros y fragancias, / y amor en las avenidas / a la sombra de las ramas.” Ambos poemas tienen mucha similitud y en varias de sus obras podemos ver esa influencia como en: Arias tristes (1902), Jardines lejanos (1904), Pastorales (1905), que es prácticamente poesía desnuda. El mundo que plasma es un mundo creado a partir de visiones y evocaciones.




Candela García



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: